Para hacer fotos divertidas a los niños

Hace poco me llegó una foto con algunos modelos parecidos a este y me acordé de un amigo fotógrafo. Así que… trasteando con las lanas y el ganchillo… esto fue lo que salió.

Es fácil y puede ser un invento divertido para hacerle fotos a esos niños que cuando nos ven con la cámara se ponen super serios o para conseguir algunas sonrisas especiales.

Anuncios

El otoño ha llegado…

En otoño se celebraron las Jornadas micológicas de Hoyo de Manzanares, y allí estaba yo como parte de la Asociación de Artesanos Lo que nos une haciendo talleres para “esos locos bajitos” como dice Serrat. Esta vez conté con el apoyo de Iñaki ¡qué más se puede pedir!

Y como los niños son tan, tan creativos, todo esto y mucho más fue lo que salió después de una preciosa mañana de dar rienda suelta a la imaginación…

 

Un encargo para una boda especial

En Octubre, tuve un evento familiar para el que tuve un encargo muy especial. La boda se celebraba en un sitio mágico rodeado de naturaleza y en otoño así que que mejor que crear unos llaveros que sirvieran para recordar la ocasión…

Después de jugar en la creación hasta dar con algo que me gustase y de muchas horas hasta confeccionarlos todos… ¡Ahí estaban! Cada uno diferente y especial, listos para ser entregados por los novios a sus invitados.

¡Felicidades chicos!

Lo que nos deja el verano…

En verano suelo ir unos días a Asturias, una de mis tierras favoritas. Suelo decir que soy asturiana frustrada…

Y visitando la Playa del Silencio en una de las mejores compañías, me ocurrió algo que me suele pasar y es que empiezo a mirar objetos y a verlos de una forma diferente a como realmente son (a esto alguno que otro lo catalogaría como otra cosa pero… no me guta la gente que va etiquetando sin ton ni son).

El caso es que yo no veía piedras, veía pisapapeles de colores, sujeta puertas con formas de animales… y este fue el resultado después de jugar un rato con ellas, unos cuantos ovillos de algodón y mis agujas de ganchillo…