Lo que nos deja el verano…

En verano suelo ir unos días a Asturias, una de mis tierras favoritas. Suelo decir que soy asturiana frustrada…

Y visitando la Playa del Silencio en una de las mejores compañías, me ocurrió algo que me suele pasar y es que empiezo a mirar objetos y a verlos de una forma diferente a como realmente son (a esto alguno que otro lo catalogaría como otra cosa pero… no me guta la gente que va etiquetando sin ton ni son).

El caso es que yo no veía piedras, veía pisapapeles de colores, sujeta puertas con formas de animales… y este fue el resultado después de jugar un rato con ellas, unos cuantos ovillos de algodón y mis agujas de ganchillo…

Anuncios