Donut a crohet

Buenos días, todavía no sé que voy a hacer con este donut tan bonito que dan ganas de darle un mordisquito.

Puede que se convierta en broche o en llavero. Aunque así tal cual también queda genial 🙂

dav

Anuncios

Invento para fotografiar a los niños

A veces nos cuesta que los niños nos miren cuando les vamos a sacar una foto, se distraen con otras cosas, no les gusta que les miremos a través de la cámara…

Con este invento seguro que mantenemos su atención el tiempo suficiente para hacerles la foto e incluso les sacamos alguna sonrisilla 🙂

Este cangrejillo ha sido un encargo para regalar a un fotógrafo que espero que lo disfrute.

una reina maga

Sigo con mis mercadillos el segundo domingo de cada mes y estas navidades han sido especiales ya que algunas personas han comprado  mis cositas de artesanía para regalarlas, así que de alguna forma ha sido como convertirme en una reina maga.

Me hacía ilusión que ese día especial, en algunas casas alguien abriese un regalito y se encontrara con una de mis muñecas, flores, zapatitos para bebé… 🙂

Gracias a esas personas por elegirlo.

Retales, lana, botones…

Antes de comenzar uno tiene que documentarse y hacerse con algo de materia prima que poder transformar…

Para hacer flores de tela, obviamente uno necesita telas. Así que comencé por buscar en el maletero la bolsa blanca de las labores.

Es una bolsa grande, blanca, que siempre me ha acompañado en todas las casas en las que he vivido y que contiene diferentes ovillos de lana, retales de telas… todas super especiales (¡mira!, éste ovillo es del jersey que le hice a Bruno cuando nació, ¡ala! y ¡aquí está la tela de peces ¿te acuerdas?,  esta tela de la funda que hice para el sillón de la primera casa, ¡y ésta la de las cortinas de nuestra habitación!… es genial ponerse a rebuscar en esa bolsa.

Además como mi madre y mi suegra han hecho infinidad de labores, me han ofrecido lazos, cintas, botones… así que ya tengo materia prima para comenzar a crear… Es genial ver cómo un trozo de tela se transforma en algo nuevo que uno puede utilizar.

Mis cestas son como tesoros donde uno puede encontrar lazos de colores, cintas, trozos de tela, lanas… pero quizás uno de los mejores tesoros es esta caja. Cerrada ya es un tesoro en si, antigua, de lata…

Pero cuando se abre, puede uno tirarse el tiempo que quiera viendo los botones que contiene. Todos tienen una historia porque son botones sacados de antiguas prendas. Es difícil escoger el botón adecuado para cada broche pero cuando lo encuentras sabes que lo tienes.

Me encanta comenzar con una materia prima que ya tiene un valor especial.